Cosmética Natural

Cuatro ingredientes que la Cosmética Natural debería evitar en sus formulaciones

Lo bueno que tiene y lo malo que no contiene. – Juan José García, Director Comercial de Laboratorio SyS.

Te invitamos a que salgas a la calle, vayas a una perfumería cercana y eches un vistazo al lineal de cosmética. Si es natural, mejor. Te darás cuenta de que en las cajas o etiquetas de los productos no solo se destacan los beneficios, ventajas o ingredientes de cada uno de ellos; sino que también nos encontramos frases como «sin parabenos», «sin PEGs», «sin sulfatos», «sin siliconas», sin sin sin. ¿Compramos por lo que tiene el producto o por lo que no contiene?

Por esta tendencia, nos parece interesante lanzar este post en el que explicamos qué productos NO deberían utilizarse en cosmética natural. Tenedlo claro. Si compráis algún producto en cuya formulación no figuren estos 3 ingredientes, lo sabréis. En su etiqueta o caja lo pondrá. Lo leeréis rápidamente. Muy pronto, sin datos cuenta, estaréis comprando un producto más por sus sin que por sus con.

Sin parabenos, sin siliconas, sin PEGs, sin derivados del petróleo…

«Sin siliconas», muy pronto en todos tus champús y cremas

Las siliconas son compuestos sintetizados químicamente. Pertenecen a una familia de ingredientes dentro del grupo polímeros que contienen enlaces silicio-oxigeno, de ahí que se denominen siliconas.

Las siliconas ahogan la piel, obstruyen los poros y consiguen que éstos aumenten en tamaño. La principal función de los poros es la secreción de lípidos y de sudor. Si los poros se taponan, la grasa se va acumulando en ellos y el resultado es una piel visiblemente más sucia, con poros dilatados.

Otro gran handicap de las siliconas es que no son absorbidas por la piel, por lo que permanecen en su superficie y tampoco son fáciles de eliminar. Al no ser solubles en agua, se necesitan varios lavados con jabón para eliminarlas.

Las siliconas en el cabello actúan de un modo parecido. Lo que realizan es una función humectante y rellenadora. Por lo que consiguen dar una apariencia de pelo hidratado y cuidado pero solo mientras permanecen adheridas a él. Una vez se consiguen eliminar, el cabello vuelve a verse deshidratado y encrespado. Cuando empieces usando un champú sin siliconas, asegúrate de hidratarlo en profundidad con aceites vegetales puros como el aceite de argán, aceite de jojoba o aceite de coco. Tu pelo te lo agradecerá y le devolverás toda la hidratación que necesita.

aceiteCoco

Para qué sirven los PEGs y porqué es mejor no usarlos

Los PEGs son compuestos que se utilizan principalmente como emulsionantes, en ocasiones tambiçen como tenso activos para crean más espuma. Suelen aportar una sensación de tacto suave y sedoso.

Sobre todo, los PEGs sirven para estabilizar la mezcla de dos compuestos que por sí solos no se pueden mezclar,  como los compuestos acuosos y grasos, tan utilizados en cosmética. Un ejemplo ilustrativo sería el caso de intentar mezclar agua y aceite, al mezclarlos acaban separándose en poco tiempo; pero si añadimos un emulsionante, como el jabón lavavajillas, podemos conseguir unirlos. Los PEGs realizan una función similar.

Los PEGs se elaboran de manera artificial en los laboratorios gracias a derivados del petróleo; por ello no son ni naturales, ni ecológicos, ni sostenibles.

Durante su proceso de producción pueden quedar determinadas impurezas que sí se consideran peligrosas: posibles carcinógenos, como el óxido de etileno, que sí parece ser tóxico y es uno de los ingredientes de los que se fabrica el PEG o dioxano 1,4, compuestos aromáticos policíclicos; metales como plomo, hierro, cobalto, níquel y cadmio; o venenos como el arsénico.

Los dos primeros, que son los más dañinos, pueden depurarse, pero es complicado averiguar cuándo se ha utilizado un PEG depurado y cuándo no. Todavía no hay legislación que obligue a depurarlos.
Además, como hidrocarburos que son, tardan mucho en degradarse, con lo que esto supone para el medio ambiente.

En Laboratorio SyS el único tipo de PEG utilizado es el PEG-40 Hydrogenated Castor Oil compuesto por aceite de ricino que se extrae de la presión en frío de las semillas de la planta Ricinus communis.

Toda la cosmética de Laboratorio SyS se formula Sin Parabenos

Los parabenos son conservantes de uso cosmético que, normalmente, se añaden al producto en combinación con otro tipo de conservantes para evitar el crecimiento de microorganismos. Aunque, oficialmente están aprobados por las autoridades sanitarias como sustancias de baja toxicidad y seguros para la salud, sí es cierto que los parabenos causan reacciones o alergias dérmicas en pieles sensibles.

Los parabenos son sintéticos, se fabrican de forma química, agrupándose en 6 tipos cuya nomeclatura finaliza en -paraben, -parabeno -parabens. Están compuestos de metanol, etano o propanol. Por ejemplo, Benzylparaben o Propylparaben (E216). Además, también existe otro parabeno muy frecuente que también provoca irritaciones en la piel, el ácido benzoico que suele aparecer como benzoic acid, alcohol bencílico, benzyl alcohol o Sodium Laureate Sulphate en cosmética.

¿Dónde podemos encontrar parabenos? Principalmente en cremas hidratantes, jabones o champús, maquillaje, desodorantes, etc. Conviene leer las etiquetas y los ingredientes de los productos antes de comprarlos para evitar adquirir los cosméticos que contengan parabenos. Normalmente, en las etiquetas viene indicado como “sin parabenos”, “libre de parabenos”, “paraben free”…

Se pueden sustituir por otro tipo de conservantes, como los que provienen de origen natural. Algunas frutas, plantas o especias tienen propiedades que actúan como conservantes, alargando también la vida útil del producto. Por ejemplo, el extracto de Sauce es muy utilizado como conservante en cosmética natural.

Los derivados del petróleo perjudican el medio ambiente

Entre otros muchos, nos vamos a referir a los aceites minerales. Seguro que también habéis visto en muchos productos la etiqueta «sin aceites minerales» o «no mineral oils».

En la composición de la mayoría de los cosméticos se utilizan aceites minerales en lugar de aceite vegetales,  incluso son la base de muchas cremas y aceites para bebes usados desde décadas, como las parafinas.

Los aceites minerales obstruyen los poros, impiden la transpiración, resecan la piel y acelera el desarrollo de arrugas.

Otros derivados del petróleo son el petrolatum o ceresin que tienen una consistencia sedosa y muy fina, crean un tacto muy suave en la piel, pero a la vez la cubren con una película que bloquea sus funciones naturales, la eliminación de toxinas y la respiración.

Laboratorio SyS no utiliza derivados del petróleo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: