8 consejos para reparar tu cabello después de verano

El verano se acaba y es hora de volver a la rutina. La vuelta al trabajo te exige el 100%, ¿pero está tu pelo preparado para ello? Las horas de sol, la sal, el cloro e incluso la arena de la playa pueden llegar a dañar en profundidad tu cabello.

Tras estos «excesos», tu melena puede presentar alguno de los síntomas típicos del periodo post-vacacional: pelo quemado, decolorado por el sol, quebradizo, reseco y con las puntas abiertas. Pero no todo son noticias negativas… desde Laboratorio SyS te proponemos 8 consejos para reparar tu cabello después de verano.

¿Cómo puedo reparar mi cabello después de verano?

El principal consejo que te daremos será que cuides tu pelo durante el periodo estival, pero puede ser que sea tarde para eso, así que te proponemos un proceso de recuperación que servirá para reparar las posibles imperfecciones que hayan aparecido en tu pelo.

1.- Acude a tu peluquería de confianza. Como ya hemos comentado, durante el verano las puntas tienden a abrirse. No tengas miedo y pide un saneamiento de puntas. No es necesario un corte radical, pero cortar las puntas abiertas hará que el cabello crezca de forma sana.

2.- Seca tu pelo al aire libre. Siempre que puedas, intenta evitar secadores, planchas y cualquier otro elemento que aplique calor al cabello y lo reseque.

3.- Aplica cosmética natural. Más de la mitad de las consumidoras ya aplican productos de cosmética natural. Esto se debe a que los productos naturales están extraídos de la naturaleza, por lo que el cuerpo los reconoce y puede extraer al máximo sus propiedades. Así, se adaptan a nuestro cuerpo de forma natural, evitando posibles problemas capilares o en la piel. A través de este enlace puedes conocer los beneficios que te aporta la cosmética natural.

4.- Utiliza productos sin parabenos y sin sulfatos. Estos productos pueden causar reacciones alérgicas o irritaciones, por lo que es recomendable utilizar champú sin sulfatos y sin parabenos.

5.- Lava tu pelo con champús reparadores. Estos champús, además de cumplir con su función básica, pueden ayudar a recuperar la suavidad, hidratación y el brillo que tu pelo ha ido perdiendo durante los meses de verano. El champú SyS de coco y avena con keratina es una opción reparadora que le dará a tu pelo un extra de vida.

Champú Coco y Avena Laboratorio SyS

6.- Aumenta la frecuencia en el uso de mascarillas. Estas ayudan a recomponer la hidratación y la elasticidad del cabello. Un consejo es que apliques la mascarilla dos veces por semana desde las puntas hasta la mitad del cabello, evitando la raíz para no engrasarla. Así, puedes utilizar esta mascarilla para revitalizar tu cabello.

7.- Haz uso de tratamientos adicionales. Utiliza productos que complementen el lavado del cuero cabelludo para darle un plus de hidratación y de salud, como aceites vegetales o sérums.

8.- ¡No te olvides de la alimentación! Una buena dieta sana y variada hará que tu pelo luzca más sano.

Gracias a estos 8 consejos podrás reparar tu cabello una vez haya pasado el verano. No te olvides de compartirlo para que podáis disfrutar de un cabello brillante y sano.

Consejos para cuidar la piel en verano

Con la llegada del verano y durante estos meses en los que el buen tiempo nos acompaña, todos queremos lucir una piel bonita, sana y brillante.

Sin embargo, es la época del año en la que más nos cuesta mantener nuestra piel hidratada ya que está más expuesta a factores externos como el mar, el cloro, las piscinas, las radiaciones solares… Estos factores, pueden dañar, resecar o estropear nuestra piel y cabello estos meses.

Por todos estos motivos, es durante el verano cuando más atención debemos prestarle a nuestra piel, cuidarla y protegerla. Aunque no debemos descuidarla y olvidarnos de ella el resto del año.

Los cuidados básicos que recomendamos para la piel este verano son los siguientes:

Piel limpia con exfoliantes

Nuestra piel necesita que la cuidemos y una buena forma para que luzca con un aspecto más uniforme y un tacto más suave, es a través de la exfoliación. 

Esta rutina de belleza mejora la textura y la elasticidad de la piel. Elimina células muertas e impurezas. Es recomendable realizar la exfoliación una vez por semana, aunque durante los meses de verano su uso debe ser más frecuente debido a las altas temperaturas y el sudor.

Otro de los aspectos positivos de la exfoliación es que facilita la absorción de las cremas, sérums y otras lociones, lo que es perfecto para usar antes de cualquier tratamiento o crema hidratante que apliquemos ya que tendrá mucho más efecto.

Para llevar a cabo con éxito una exfoliación, debemos aplicar con las manos o con un guante exfoliante mediante un suave masaje sobre la piel húmeda incidiendo en las zonas más castigadas como codos, talones y rodillas. Finalmente aclarar con abundante agua tibia e hidratar.

En Laboratorio SyS dentro de nuestra línea de Cosmética Natural, contamos con exfoliantes corporales y faciales indicados para pieles normales y sensibles. Destacamos el exfoliante facial Caléndula y Camomila y exfoliantes que cuentan con principios activos como Aguacate y Jojoba, Avena y Macadamia, Yogur y Almendras Dulces o Karité y Caviar, que ayudan a hidratar y limpiar la piel.

Piel hidratada y nutrida

Después de la exfoliación es un buen momento para hidratar la piel. Las cremas corporales hidratantes y los aceites permiten recuperar la humedad perdida y son muy útiles cuando tenemos la piel reseca sobre todo después de la exposición solar.

Es importante que contenga propiedades hidratantes y emolientes que permitan regenerar la piel y recuperar la hidratación. Por ello, es fundamental que seamos constantes a la hora de aplicarnos las cremas y los aceites y que hidratemos la piel con frecuencia.

Conviene utilizar cremas hidratantes de Laboratorio SyS como las de Caléndula, Rosa Mosqueta, Karité, Argán o Aloe Vera para el cuidado corporal ya que su principal función es la de regenerar y tonificar la piel.  También recomendamos la utilización de nuestros aceites vegetales y esenciales, que tengan propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y sobre todo regenerantes para la piel.

Otra opción para regenerar la piel, sobre todo después de la exposición solar, es utilizar el Gel y Spray Aloe Vera Orgánico 100% Puro de Laboratorio SyS, indicados para todo tipo de pieles y que ayudan a cicatrizar, tonificar e hidratar la piel.

Protege la piel

Para proteger nuestra piel durante los meses de verano, además de hidratarla, debemos combinarla con protección solar, para defenderla de los rayos ultravioletas.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que durante esta época del año, el calor hace que nos duchemos con más frecuencia, con distintos tipos de agua. Estas duchas excesivas pueden suponer una irritación para la piel ya que eliminamos la barrera protectora de la misma. Por eso hay que prestar especial atención a los jabones que utilizamos.

Recomendamos utilizar Jabones Naturales, elaborados de manera artesanal y que ayudan a restaurar los niveles naturales de humedad en la piel. Su riqueza en Vitamina E, ayuda a regenerar y suavizar la piel y el cabello.

Cuida el cabello

Es importante que no olvidemos cuidar nuestro cabello durante esta época del año.

Debemos protegerlo adecuadamente del sol y de las agresiones provocadas por la sal y el cloro. Si no lo protegemos, es probable que pierda su aspecto saludable, volviéndose seco y áspero.

Para cuidar el cabello durante el verano es necesario lavar el pelo con champús naturales específicos para hidratarlo y que contengan principios activos que lo respeten como Argán, Jojoba, Coco… y que lo protejan de las agresiones externas y lo reparen.

También es importante usar mascarillas capilares hidratantes una o dos veces por semana.

Si seguimos estos consejos durante los meses de verano, conseguiremos que nuestra piel y cabello luzcan hidratados, suaves y brillantes.

Pon orden en tu cosmética: ¿cómo aplicar las cremas?

Conocer el orden en el que se aplican las cremas marcará la diferencia en tu rutina de diaria de belleza. Da igual si eres hombre o mujer, deberías saber cómo usar los cosméticos para no ser un dummie y sacar el máximo rendimiento a todos tus productos.

Leyendo este post te darás cuenta de que si no sigues un orden lógico, podrías no estar aprovechando los beneficios que te ofrecen los distintos sérums, cremas o protectores solares. Regla número uno: antes de aplicar cualquier crema o tratamiento, limpia bien tu piel y prepárala para los nutrientes que vas a aportarle. ¡Sigamos poniendo orden!

En qué orden aplicar los cosméticos

1. Limpia en profundidad tu rostro y escote

Te hayas o no maquillado, imprescindiblemente debes lavarte bien la cara. Puedes utilizar un desmaquillante oleoso en formato aceite, leche o crema para eliminar la suciedad liposoluble; así conseguirás eliminar tanto maquillaje como exceso de grasa. El Agua Micelar de Labnatur es una alternativa estupenda para eliminar restos de maquillaje con la ayuda de un disco desmaquillante de algodón.

De manera complementaria, conviene limpiar de nuevo la piel con un jabón neutro o respetuoso con el pH natural de la piel. Gracias a él y al aclarado con agua posterior, conseguimos eliminar los restos de polución y células muertas que se han ido depositando en nuestra piel a lo largo del día.

2. Recupera la hidratación con un tónico facial

El tónico facial sirve para equilibrar el pH de la piel tras su limpieza y se aplica mediante un masaje con la yema de los dedos. Este paso podría evitarse si la limpieza de cutis se ha realizado con productos hidratantes, por ejemplo si se ha lavado con un jabón natural de Laboratorio SyS. No obstante, es el paso previo a la aplicación de cualquier tratamiento.

4. Comienza la hidratación en profundidad con un sérum

Cada vez más marcas se lanzan a la producción de sérums o ampollas para hidratar la piel llegando a las últimas capaz de la epidermis. Estos sueros tienen múltiples beneficios, siendo muy habituales los antiarrugas, alisantes o ultrahidratantes.

Deben aplicarse antes a la crema hidratante, ya que su principal acción es penetrar profundamente en la piel, actuando de un modo activo. Si se aplicase tras la crema, no se garantizan sus efectos, ya que la crema impediría la total absorción del sérum.

Hay que aplicarlo evitando la zona del contorno de ojos y mediante un suave masaje ascendente con la yema de los dedos.

5. La crema hidratante que conoces, el tercer paso de la hidratación

No conozco a nadie que no sepa qué es una crema, pero sí conozco a mucha gente que no la usa. Lo que aún no entiendo es porqué… Las mejores, en mi opinión, contienen antioxidantes naturales y factor de protección solar. Además, conforme pasan los años hay que apostar por las que contienen principios activos antienvejecimiento.

Hay cremas faciales de día o de noche. Las primeras suelen reunir propiedades para garantizar la hidratación 24horas y evitar los radicales libres. Sin embargo, las cremas faciales de noche suelen ser reparadoras, correctoras o alisadoras.

Cómo aplicar las cremas hidratantes:  Aplica la crema por puntos en nariz, frente y mejillas. Evita el contorno de ojos y comienza a realizar un pequeño masaje con la yema de los dedos de manera ascendente sobre las mejillas, extendiéndola hacia los laterales superiores por la barbilla y cuello. Para la zona de la frente, tienes que realizar el masaje desde el centro hacia las sienes. No olvides el escote: realiza el masaje ascendente hacia el cuello y clavículas.

6. Crema para el contorno de ojos

La piel del contorno de los ojos es más fina que la del resto de la cara, por ello requiere un cuidado especial. Si además usamos uno antiarrugas o antibolsas, mejoraremos el aspecto de la zona notablemente.

La mejor forma de aplicarlo es con la yema del dedo anular (es el dedo que menos fuerza tiene) y mediante golpecitos desde el lagrimal hasta el extremo del ojo, pasando por toda la ojera y, a continuación, por el párpado móvil. Conviene evitar la zona de las pestañas y aplicarlo por las noches, ya que la hidratación que aporta podría provocar retención de líquidos en la zona, marcando más las bolsas.

7. Protección solar, también en invierno

Los filtros UVA/UVB no sólo afectan en verano. Para evitar las manchas y el envejecimiento prematuro de la piel causados por el sol es necesario utilizar una crema con filtro soltar superior al SPF30. Para mantener la piel joven es necesario utilizarlo a diario.

Hay que aplicarlo igual que la crema hidratante pero sin masajear, simplemente extendiéndolo para garantizar su propósito.

Cuidados especiales no habituales

Estos son los 7 pasos básicos que hay que realizar a diario para limpiar, hidratar y mantener tu piel sana y joven. Además, se podrían añadir más pasos para ampliar tu ritual de belleza: exfoliantes, mascarillas, rellenador de arrugas… En los próximos post encontrarás mucho más trucos para hacer de todos estos productos tus mejores aliados. ¡Arriba la cosmética natural!